¿Sabías que la isla de Sao Miguel (Azores) es el único lugar de Europa donde se produce té?

plantacion-te-azores

¡Buenas mochileros! Después de unas fantásticas vacaciones y un fin de semana de lo más interesante a nivel laboral, hoy empezamos nuestro especial "Mochila de Sabor Internacional - Portugal". Durante nuestro viaje aprendimos un montón sobre el vino de Oporto y sobre la piña y el té de Azores y, sí, os lo vamos a contar ¡absolutamente todo! Empezamos con el té, ¿os parece?

Índice

    ¿Qué es el té y cómo se elabora?

    El té (o chá en portugués y ¡en chino!) es la hoja de la camelia, un bonito arbusto de hojas verde oscuro y flores blancas. Es originaria de países asiáticos como China y Japón y se adapta a la perfección a climas tropicales como el de la isla de Sao Miguel, en el archipiélago de las Azores. Para convertir las hojas de camelia en té, verde o negro, éstas se recolectan y se mantienen en el saco o cesta durante unos 30 minutos. A continuación, se separan de otras posibles hojas, se estrujan (sin llegar a romperse), se someten a un proceso de oxidación y fermentación en recipientes con aire por arriba y por abajo y a una temperatura controlada de aproximadamente 25ºC y, finalmente, se dejan secar.

    ​Las fábricas de té de Sao Miguel producen 4 tipos de té:
    Orange Pekoe (máxima calidad): son las hojas situadas en lo más alto de la planta, las primeras hojitas. Tienen más intensidad aromática y de sabor. Un kilo de té de orange pekoe puede costar sobre unos 50€. Se aconseja tomar en el desayudo o por la mañana.Pekoe: son las hojas medias. Se encuentran entre las primeras hojas (orange pekoe) y las hojas de la parte más baja del arbusto (broken leaf). Tienen un poco menos de intensidad. El kilo puede costar unos 40€. Se aconseja tomar al mediodía o por la tarde.

    Broken leaf: son las hojas más bajas del arbusto, las situadas más cerca de la tierra y las más grandes. Son un poco menos sabrosas y aromáticas que las anteriores y se aconsejan para la noche. Su precio suele ser de 35€/kg.

    Mixtura: es una mezcla de las anteriores hojas.

    ​Destacamos los tipos de té que producen porque esto es muy importante para entender el siguiente paso de la elaboración de la infusión: cuando las hojas del té ya están fermentadas, oxidadas y secas, estas se clasifican según tamaño y calibre. Las más pequeñas se convertirán en Orange Pekoe, las medias en Pekoe y las más grandes en Broken leaf. Finalmente, se empaquetan.

    Estamos habituados a ver un té muy comercial que ya viene en bolsitas y en el que las hojas están absolutamente trituradas. En el caso del té de Azores, lo encontramos en hojas enteras (secas y estrujadas, ¡pero enteras!).

    Cultivo en Azores

    ​El cultivo de té en las Azores empezó de la mano de Jacinto Leite en 1820. Leite era un portugués emigrado que cumplía con la función de oficial de guardia del rey Joao VI de Brasil. Desde Brasil, Jacinto Leite llevó semillas de la planta del té (la camelia) a su isla natal, San Miguel (Azores), donde comprobó que se desarrollaban perfectamente. Sin embargo, la camelia empezó a plantarse en la isla como seto o planta decorativa, como separador de fincas y, solo algunos, lo aprovechaban para el consumo doméstico. No fue hasta el 1970, cuando una plaga acabó con la gran plantación de naranjas, que se empezó a pensar en cultivar té para el comercio internacional.

    No obstante, los portugueses no sabían cómo trabajar la camelia hasta convertirla en “chá”. Por este motivo, el entonces rey de Portugal llamó a dos técnicos chinos de la colonia de Macao para el asesoramiento en el cultivo y la elaboración del té. Gracias a su ayuda y organización, las plantaciones de té florecieron y empezaron a ocupar una gran extensión de la isla de Sao Miguel. Este boom del “chá” duró desde finales del 1870 hasta 1930, cuando una situación fiscal difícil en la isla y la migración de insulares al continente llevaron a muchas fábricas a cerrar sus puertas. Actualmente, solo quedan 2: chá gorreana y chá de portoformoso, la fábrica-museo que nosotros visitamos.

    Origen

    ​El té fue descubierto en 2737 A.C. en China ¡casi por accidente! El emperador chino de aquella época tenía como hábito beber agua hervida ya que creía que era algo beneficioso para su salud y, dice la leyenda, que un buen día unas hojas de té cayeron de manera accidental en su vaso de agua. Aunque el emperador las retiró, estas hojas dejaron  un aroma y un sabor en su bebida que le encantaron. Desde ese momento, el mandatario pidió que se infusionaran sus aguas con hojas de camelia hasta el punto de crear toda una tradición y ceremonia en torno a ello.

    Sin embargo, la pasión por el té no llegó a Occidente hasta el siglo XVI, cuando los primeros misioneros y aventureros Portugueses (con colonia en Macao – China - ) conocieron el té y empezaron a importarlo (sin fines comerciales -de momento-).
    Fue aún más tarde, en el siglo XVIII, cuando ingleses y alemanes empezaron con su gran empresa de comercializar té asiático por Europa para llegar más tarde a las américas.

    También puedes leer

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio utiliza cookies de Google para prestar sus servicios y para analizar su tráfico. Tu dirección IP y user-agent se comparten con Google, junto con las métricas de rendimiento y de seguridad, para garantizar la calidad del servicio, generar estadísticas de uso y detectar y solucionar abusos.